Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en FacebookCompartir en Twitter

La Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses (RBALE) organizó el pasado viernes 26 de mayo un taller teórico-práctico sobre el "Manejo y la poda del castaño", para dar continuidad al trabajo iniciado en 2016 en torno a este emblemático árbol.

La jornada que tuvo lugar en el aula de la naturaleza de Pereda de Ancares, confirmó el interés general en mantener este tipo de formaciones para la conservación y mejora del sector castañícola, objetivo que la RBALE contempla como una de sus prioridades. Por ese motivo, la de viernes fue la tercera actividad realizada en torno a este sector, después de las realizadas en Vega de Espinareda y Villafranca sobre posibilidades de aprovechamiento o la plantación de castaño, respectivamente.

En esta ocasión, la RBALE contó con Daniel Rodríguez Moreno de Trepa y Poda, empresa berciana que desataca por un servicio profesional y seguro en el sector del mantenimiento y gestión del arbolado a nivel nacional.

A pesar de la lluvia, fueron cerca de 50 personas las que se acercaron hasta Pereda para realizar un amplio repaso a las preguntas básicas que surgen durante el proceso de limpieza de un castaño.

En primer lugar Rodríguez comentó algunos conceptos básicos -de forma práctica sobre- la seguridad y el manejo del material que debemos utilizar, para dar paso a continuación a las medidas concretas que se deben tener en cuenta para realizar una poda efectiva y sostenible del castaño. Una revisión completa en la que se trataron temas tan interesantes para los asistentes como por ejemplo, cómo se han de realizar los cortes, las fechas más adecuadas, la maquinaria que se debe usar o los beneficios y perjuicios de los diferentes materiales utilizados en el sellado de los cortes.

Finalmente con el cese de la lluvia y tras resolver las múltiples dudas que surgieron durante la charla, el taller concluyó en con algunas explicaciones prácticas junto al propio castaño sobre los cortes en las ramas, chupones, etc.

Un evento por tanto, que fortaleció el interés abierto en anteriores jornadas entre la población y que animó a la RBALE a continuar desarrollando nuevas sesiones formativas relacionadas con a la castañicultura, tal y como demandaron muchos de los asistentes.